ESPOLETA A PERCUSION MODELO PLACENCIA

 

Debe su nombre a haber sido construida en la localidad guipuzcoana de Placencia de la Armas.

 

 

 

 

 

Consta de cabeza (1) y cuerpo (2), ambos de latón, con rosca para atornillarse una parte a otra, asegurándose la inmovilización por un prisionero. En la cabeza se encierran los elementos de percusión y seguro de ánima, constituido el primero por un percutor de acero (3), que termina en un sombrerete de choque (4), teniendo labrado un plano donde se apoya un pasador roscado a la cabeza, impidiéndole girar; en la parte inferior de la cabeza lleva el cebo, el cual va sujeto por un disco roscado que lleva una pequeña cámara llena de tetralita prensada. Un pasador de cobre (5), que atraviesa el percutor y la cabeza, impide que el percutor incida sobre el cebo.

 

El seguro de ánima lo constituyen dos masas de plomo unidas por una cinta parafinada que se enrolla alrededor del percutor, llevando la masa exterior un taladro donde se aloja el muelle fiador (6). Rodeando las masas de plomo hay una tira de hojalata que está cerrada por un resalte vuelto. Actúa de seguro de marcha y hay que quitarla en el momento de emplear la espoleta al introducir el cañón en la recamara.

El cuerpo (2), lleva en su interior el alojamiento del seguro de centrifuga (7) y la cámara de petardo (8), que contiene en su interior tetralita prensada, estando cerrado por la parte inferior por el tapón roscado (9), sujeto por un prisionero.

 

 

 

FUNCIONAMIENTO

En el momento del disparo, habiendo quitado previamente el seguro de transporte, el muelle fiador (6), retrocede por efecto de la inercia y se introduce en su alojamiento de la cabeza, dejando libre la masa exterior; la cual, en virtud de la fuerza centrífuga originada por la rotación del proyectil, se desprende arrastrando la cinta de unión, y al cabo de varias vueltas se suelta la otra masa, con lo que el percutor queda sujeto por el pasador de cobre (5).

Al mismo tiempo, el seguro de centrífuga, constituido por una pieza de latón que tiene una taladro relleno de tetralita, se ve obligado, por medio de un pequeño muelle en espiral, a obturar con su parte maciza la comunicación a la cámara de petardo. Al girar el proyectil, la masa del seguro, por fuerza centífuga, vence la resistencia de su muelle y gira alrededor de su eje, enfrentando entonces el taladro relleno de tetralita con la comunicación del petardo.
Al chocar el proyectil con el obstáculo, el percutor retrocede, cizallando su pasador de cobre e, incidiendo sobre el cebo, produce su inflamación y comunica el fuego a la cámara de petardo a través del seguro de centrífuga.
Esta espoleta se usa en las granadas rompedoras reglamentarias y existe un modelo denominado "Placencia Reforzada" que se diferencia  del original en que se ha modificado la cámara del petardo para aumentar su capacidad utilizándose en proyectiles rompedores cuyo alojamiento interior tenga capacidad para el multiplicador en material de 75, 105 y 155 mm.

 

PRECAUCIONES

Antes de realizar cualquier manipulación sobre ella es conveniente observar si están presentes las masas de plomo enrolladas alrededor del percutor. Si se encuentran en su alojamiento, en teoría, no es peligrosa su manipulación ya que es imposible que el percutor incida sobre el cebo.

 

Txipirón nos ha mandado una fotografía de la espoleta de percusión modelo Placencia. Para verla con detalle, pulsa sobre ella.

 

 

Si quieres aportar alguna cosa, o realizar alguna sugerencia, no dudes en escribir